POLÍTICA Jueves 11 de Octubre de 2018 - 00:00:00

Papa Francisco comparó el aborto con “contratar a un sicario para resolver un problema”





Lo dijo en la catequesis de la audiencia general en la Plaza de San Pedro. Criticó el “desprecio a la vida”. En junio, había igualado el aborto a las “prácticas nazis”.

El Papa Francisco usó este martes una polémica figura para exhibir el rechazo eclesiástico al aborto. Comparó la interrupción del embarazo con el contrato a "un sicario para resolver un problema", durante su catequesis en la audiencia general celebrada en la Plaza de San Pedro.

Francisco reflexionó sobre el quinto mandamiento, "No Matarás", y condenó la "supresión de la vida humana en el seno materno en nombre de la salvaguardia de otros derechos".

"Interrumpir un embarazo es como eliminar a alguien. ¿Es justo eliminar una vida humana para resolver un problema?", preguntó el Papa argentino a los numerosos fieles congregados en la explanada.

"¿Es justo contratar a un sicario para resolver un problema?", prosiguió saliéndose del texto que tenía preparado y utilizando la palabra sicario, según la versión oficial en italiano divulgada por la oficina de prensa del Vaticano. "Eliminar a un ser humano es como contratar a un sicario para resolver un problema", repitió.

"¿Pero cómo puede ser terapéutico, civil o simplemente humano un acto que suprime la vida inocente e indefensa en su inicio?", preguntó. Y agregó: ¿Es justo suprimir una vida humana para resolver un problema? ¿Es justo contratar un sicario para resolver un problema? No, no se puede".

El Papa criticó que "los padres, en estos casos dramáticos, necesitan una verdadera cercanía, de verdadera solidaridad, para afrontar la realidad superando los comprensibles miedos y que, sin embargo, lo que reciben son rápidos consejos para interrumpir el embarazo".

"Un niño enfermo, como cualquier persona necesitada y vulnerable, más que un problema es un don de Dios, que nos puede sacar de nuestro egoísmo y hacernos crecer en el amor", dijo.

Aseveró además que "todo el mal del mundo, desde las guerras a la cultura del descarte, se podría resumir como un desprecio a la vida" y que toda violencia y daño contra la vida "provienen del miedo".

No se trata de la primera vez que el Francisco arremete contra el aborto, inclusive el terapéutico. En junio pasado, llegó a comparar el aborto con las prácticas usadas por los nazis: interrumpir el embarazo es "lo mismo que hacían los nazis para cuidar la raza pero con guantes blancos", dijo en pleno debate por la legalización del aborto en Argentina. Fue dos días después de que Diputados le diera media sanción al proyecto que finalmente bajó en agosto Senadores.

En ese interín, la Iglesia salió a jugar fuerte contra la legalización y se convirtió en el actor clave para frenarla. Entre otras acciones, el presidente del Episcopado, monseñor Oscar Ojea, criticó fuertemente el proyecto en una misa que 40 obispos concelebraron en Luján en julio: "Sería la primera vez que se dictara en la Argentina, y en tiempos de democracia, una ley que legitime la eliminación de un ser humano por otro ser humano", disparó.

La posición de Francisco respecto del aborto fue firme y clara desde el arranque de su pontificado. "No es progresista pretender resolver los problemas eliminando una vida humana", escribió Francisco en 2013 en la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, la primera luego de asumir, en la que ya había advertido que la Iglesia no cambiará su postura sobre el aborto.

Las nuevas y polémicas palabras del Papa coinciden con la celebración en el Vaticano del sínodo de obispos de todo el mundo dedicado a los problemas de los jóvenes. Si bien no se hizo alusión directa, el aborto es un fenómeno que atañe a miles de jóvenes en todo el mundo. Según la ONG Amnistía Internacional (AI), en los últimos 60 años, más de 30 países han modificado su legislación para permitir mayor acceso al aborto y acabar con los clandestinos, que causan la muerte de centenares de mujeres.

Los dichos del Papa generaron también la inmediata reacción del ginecólogo italiano Silvio Viale, del Partido Radical, entre los promotores hace más de 40 años de la legalización del aborto en Italia. "Soy un médico y no un sicario", aseguró al recordar que en el 99,9% de los casos en que se diagnostica una malformación fetal, se decide un aborto: "Respeto esa decisión y garantizo ese derecho".


   0   RECOMENDAR




COMENTAR ESTA NOTA

Todos los campos son obligatorios



IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

  Acepto






Teléfonos Fijos: 4461603 / 4476566 - Teléfono Celular: 3764295717
Copyright © 2018 - LT4 MULTIMEDIOS